En la primera parte te planteamos la situación real que vive el mundo del marketing digital a la hora de encontrar un marketer competente; es decir, que la cuestión reside más bien en que, tanto marca como profesional digital, deben asumir ciertas habilidades necesarias para asumir una mayor agilidad y productividad. En esta segunda entrega, queremos proporcionarte una lista de 5 habilidades tan valorables como necesarias que, si se desarrollan, serán parte de la clave del éxito. ¡Empecemos!

  • Hay que ser digitalmente inteligente:

A pesar de la importancia del correo electrónico y de las redes sociales, la búsqueda orgánica por sí sola representa el mayor porcentaje de tráfico que se dirige a la web de la marca, de acuerdo con nuestra propia experiencia. Los marketers tienen que concienciarse de la importancia de la búsqueda respecto a la venta. Todos los aspectos que integran el marketing digital, como el contenido, las RRSS o el SEO, deben aunarse para promover y dirigir el tráfico hacia el mismo sitio web.

Los marketers que quieran mejorar su conocimiento respecto a la búsqueda, deberían centrarse en el desarrollo de sus habilidades en SEO. En general, el objetivo es dominar el sector de la marca y las palabras clave más populares que se relacionan con él, así como la forma de realizar la optimización básica.

  • No podemos descuidar el contenido:

El contenido digital ayuda a dar forma a la reputación de las marcas, impactando sobre su alcance y la percepción pública. Esto no sólo cumple con los objetivos de las relaciones públicas tradicionales, sino que también tiene un impacto en el número de clientes que compran directamente. Las empresas primero deben obtener la atención de sus clientes potenciales; que no es fácil, porque luchan contra una capacidad limitada debido a la sobreinformación de la red.

El contenido sigue siendo la piedra angular de cualquier estrategia eficaz en marketing digital, pero debe ser un contenido muy atractivo y valioso para los clientes potenciales; en este sentido, se debe de hacer hincapié en la mejora de la capacidad de escribir (técnicas aplicadas en comprender el contenido y el contexto).

  • Debemos ser socialmente aptos:

Ser socialmente aptos dentro de un equipo de marketing digital, quiere decir que, por un lado, dentro del equipo, se debe ser capaz de explicar y colaborar con el resto de profesionales que ocupan el resto de posiciones dentro de la organización; y, por otro lado, externamente, deben entender cómo comunicarse eficazmente con sus clientes.

Cuando se trata de la comunicación interna, en todo su conjunto, se entiende que deben dominar ciertas capacidades para poder implementar los mejores paradigmas y procesos para el cliente. Que todo el equipo que forma la empresa tenga una base común sobre la manera en la que marca presta servicio a sus clientes, es un contexto que facilita el desarrollo de la habilidad social, interna y externamente.

En lo que se refiere a la colaboración externa, es imprescindible adoptar un sistema donde se proporcione a cada cliente una excelente experiencia de usuario, desde el primer momento que interactúan con la marca. Parece una tontería, pero, por ejemplo, todos deben tener un conocimiento pleno sobre la/s cultura/s mayoritaria/s en la/s que se centra nuestro público objetivo, para evitar fallos básicos insalvables.

  • Ser técnicamente competentes:

La importancia de la tecnología en el marketing moderno es evidente, se mire por donde se mire.

Los marketers deben ser competentes gestionando la tecnología digital que usa la marca para la que trabaja. Lo básico es saber manejar las diferentes plataformas de gestión de contenidos, de optimización web, de automatización y de analítica web.

Si bien es cierto que estos vendedores deben estar familiarizados con las diversas herramientas, también deben saber cuándo pueden hacerse cargo ellos mismos de las tareas digitales y cuando es preciso incorporar a especialistas. Es valioso también, todo sea dicho, saber algo de código, por básico que sea; supone cierta ventaja porque pueden hacer modificaciones del sitio sin tener que involucrar a otros departamentos, acelerando el proceso.

  • Impulsarse por los datos:

Dentro de unos años, la enorme cantidad de información que estará disponible para los vendedores será asombrosa, y se debe estar preparado para saber utilizarla. Con este increíble crecimiento del ecosistema digital, las marcas no pueden confiar en simples intuiciones o conjeturas si se trata de crear una estrategia de marketing eficaz. Los datos son la fuente de la verdad y más en marketing digital, porque es la clave para la comprensión de nuestra audiencia y su experiencia.

Un marketer ágil confía en la medición e interpretación del conjunto de los datos que recopila, para que modificar y mejorar la estrategia que está llevando a cabo. en consecuencia. Los que no están familiarizados con datos y análisis deben comenzar con Google Analytics. Esta plataforma es la pieza central de la mayoría de las estrategias de recolección de datos, ya se basa en el mayor buscador del mundo: Google.

Ahora tienes todas las pistas para convertirte en un marketer 100% ágil en 2016. ¿Qué vas a hacer con ellas? ¡Cuéntanoslo!

[Total:1    Promedio:5/5]
Share
This