marketing

La improductividad en el sector del marketing digital.

Hoy desde Expandimos queremos hablar de un tema que, seguro que a todos nos sucede, y no sólo a los que nos dedicamos al marketing digital; la verdad es que es un pequeño y sucio secreto del que nadie suele hablar pero que todos sufrimos. Hablamos de la improductividad derivada de la sobreestimulación que provoca trabajar con un ordenador con conexión a Internet.

El problema

Puede parecer algo muy banal, pero lo cierto es que, muchas personas que trabajan en el ámbito del marketing digital, por ejemplo, sufren de episodios de estrés ya que saben que no están funcionando al 100% cuando están en la oficina. Probablemente, algunas de las muchas acciones que nos desvían de nuestras obligaciones sean abrir varias pestañas de Facebook o navegar por Youtube en busca de videos que sean TT. Todo esto es muy humano y no debes preocuparte en exceso. Lo realmente preocupante es que nos mentimos a nosotros mismos acerca de nuestras horas de productividad. Estamos atrapados en una compleja red de mentiras que nos contamos a diario.

El ciclo de la distracción

Se sabe que la distracción mata la productividad. La distracción participa de lo que conocemos como “círculo vicioso”; es decir, una pequeña distracción es muy susceptible de encadenar fácilmente con otra y así hasta llevarnos a la distracción absoluta. Un ejemplo sería cuando vemos que nos llega una notificación de alguien comentando nuestra foto de Facebook y nos decimos “¿por qué no echarle un vistazo de cinco segundos?”’. Parpadeas y, dos horas más tarde, ya estás en un foro sobre los beneficios de las semillas de lino. En esto consiste el ciclo: de Facebook a Pinterest a Tumblr a Gmail a Twitter y luego, volvemos al trabajo.

Todos lo hacemos, todos los que nos dedicamos al marketing digital y hacemos malabarismos con múltiples perfiles sociales somos incapaces de limitarnos a una distracción rápida de cinco segundos. La única solución para eliminar el ciclo de la distracción es matar la distracción por completo, empezando por su forma más simple. No encender la llama para que no consuma el bosque. Desactivar las notificaciones de nuestras Redes Sociales puede ser un buen comienzo. Ser constantes con la no distracción durante dos semanas nos puede marcar fácilmente una rutina que prescinda de estas distracciones.

Marcarnos un planning es parte de la solución

Pero, además de acabar de raíz con las distracciones rápidas, para sentirnos productivos en ámbitos donde evidenciarlo es algo difuso, como el marketing digital y el Social Media, debemos hacer algo más. La mayoría de personas que trabajamos en marketing digital tenemos grandes proyectos que requieren de creatividad y los marcadores de avance no son claros en nuestro día a día. Nos perdemos en la falacia de tener que sentir gratificación instantánea a diario y esto nos hace restar valor a lo que realmente estamos haciendo. La razón principal por la que nos atascamos es porque no sentimos evidentes las señales de progreso dentro de nuestro flujo de trabajo. Así, que, ¡créalas!

  • Planifica cada etapa de un proyecto en tramos de una hora

Esto te dará una clara sensación de avance a medida que vayas completando lo que te has propuesto, por nimio que sea. Cada hora completada, te hará sentir útil y te obligará a asumir más gracias al refuerzo positivo.

  • Mantén notas detalladas sobre lo que haces

Realizar notas sobre todo lo que haces te hará sentir valioso y significativo. La cuestión es que sintamos que, si destinamos una hora a investigar algo, esa hora no haya sido completamente inútil. Si tenemos algo que mostrar, nos hacemos responsables ante nosotros mismos. Además, te permitirá reflexionar sobre tus métodos.

  • Comenta con los demás lo que estás haciendo

Una gran parte del progreso consiste en el sentimiento de elogio, de recompensa positiva por parte de los otros. Necesitamos esto para mantenernos motivados y sentir que estamos trabajando hacia algo que va a beneficiar a alguien más que a nosotros mismos.

¿Te dedicas al marketing digital y te sientes identificado? ¿Has vencido el poder de distracción de la sobreestimulación? ¿Cómo? ¡Cuéntanos tu experiencia con este tema! Nos encantaría saber si tenéis otras formas de aplacarlo para que entre todos tengamos las mejores alternativas. ¡Comámonos el mundo 2.0!

[Total:1    Promedio:5/5]
Share
This