memes

“Memes” en nuestra estrategia de contenido, ¿sí o no?

El concepto “meme” es definido como una idea, comportamiento o estilo transmisible entre personas de una misma cultura. Quizás esta definición es demasiado sofisticada y profunda; pero en esencia eso es un “meme”. Desde hace unos años, se han puesto muy de moda y no es nada extraño recibirlos en un grupo de WhatsApp, verlos publicados en Facebook o encontrarlos como refuerzo del texto en una entrada de blog. Pero, realmente, ¿sabemos cómo afecta a la imagen de nuestro negocio?

No todos son iguales

Estructuralmente, un “meme” es, por lo general, una imagen con una frase sobrepuesta sin ser muy extensa. La perspectiva temática que puede abarcar es diversa, pero lo común (o las que tienen mayor éxito) es que giren entorno al humor. Por decirlo de otra manera, son cápsulas críticas e ingeniosas que se ilustran con una imagen y su radio de repercusión puede llegar a ser muy grande si el canal de transmisión es Internet, ya que es un contenido susceptible de ser viral dada su facilidad de comprensión.

El uso de imágenes es oro en las Redes Sociales; así que un “meme” puede suponer la conjunción perfecta y la clave del éxito. Lo cierto es que, utilizarlo dentro de nuestra estrategia de contenidos de forma continua, puede que no sea la mejor opción, pese a su popularidad. Hay muchos tipos de “memes” que no son en clave de humor o  implican una posición crítica o satírica: existen, entre otros tipos, los típicos que se componen de una cita célebre junto con una fotografía de su autor.

¿Nos benefician sus ventajas?

El principal beneficio de los “memes”, como hemos dicho, es su gran arranque de difusión, ya que se viraliza de forma muy rápida en todos los medios sociales. Otro gran pro, es que también son relativamente fáciles y baratos de obtener. Teniendo esto en cuenta, pueden llegar a ser una de las opciones en cuanto al Marketing de Contenidos más baratas.

Sabemos que mantener la relevancia o la actualidad en las Redes Sociales de nuestra empresa, a menudo, puede resultar difícil y cansado; sin embargo, los “memes” son una manera eficiente y de bajo costo que pueden ayudarnos si no abusamos de ellos. ¿Conclusión? Como dice el refrán, uno al año, no hace daño (cinco tampoco), mientras no lo convirtamos en un signo de identidad de nuestra marca.

¿Estás de acuerdo? ¿Utilizas en tus Redes Sociales muchos “memes”? ¿Funcionan? ¡Explícanos todo lo que sepas acerca del tema! Compartir es una de las mejores formas de aprender 🙂

[Total:2    Promedio:5/5]
Share
This