ecommerce

 

  1. Contrata un hosting y un dominio

Esta es la parte que puede traerte más de cabeza si no tienes mucha idea, ya que, teniéndola, es algo complicado decidirse por la mejor opción. Cuando contratas un hosting y un dominio para el diseñar una tienda online, no debes reparar tanto en el precio sino en las características que te ofrece cada servidor.

En tiempos de crisis es difícil pensar así, pero es que realmente lo barato sale caro y más cuando están en juego las limitaciones para que tu tienda online tenga éxito o no (ya que la diferencia puede radicar entre 3 y 8 euros de al mes, entre una súper oferta de una compañía dudosa y una opción de calidad). Los aspectos más importantes a tener en cuenta para decidirte por el mejor servidor de hosting y dominio son los siguientes:

– El soporte de PHP y MySQL;

– La memoria y procesos para aplicaciones PHP;

– El espacio web y la transferencia mensual;

– El soporte online que te brindan (que sea rápido y eficaz);

– El uptime y los tiempos de carga.

  1. Elige tu CMS

Un CMS es el sistema que gestiona los contenidos; en tu caso, la tienda online que quieres diseñar. Con estos sistemas atrás ha quedado tener conocimientos muy detallados de desarrollo web y programación: solamente deberás aprender a manejar el panel de control para sacarle el máximo partido a tu ecommerce.

Tanto si has contratado a un profesional como nosotros o lo estás llevando tú mismo, es interesante evaluar cuál es el CMS que mejor va a ajustarse a tus necesidades, para que sepa responder a las condiciones del cliente; te permita simplificar las acciones de gestión, accesibilidad y usabilidad; te ayude a la optimización SEO, y que te salga rentable teniendo en cuenta del tiempo que dispones.

Enumeramos los mejores CMS que están en el mercado y son gratuitos:

– Joomla

– Prestashop

– WordPress

– Magento

– Wix

– Drupal

  1. Empieza a diseñar tu tienda online

Ahora, si ya tienes todos los pasos anteriores, sólo queda darle forma a tu ecommerce: el diseño de tu tienda online en todo su esplendor. Lo primero que deberás hacer será elegir un tema para tu ecommerce. Hay una parte relevante dentro de diseñar tu tienda online que se basa en el gusto estético, pero no olvides que lo más importante es saber identificar en términos útiles las características de tu producto para saber ofrecerle el mejor espacio para su promoción y posterior compra. Los aspectos técnicos a tener en más cuenta respecto al tema son que sea usable y responsive.

Tiene que ser usable porque es lo que permitirá que tu cliente no encuentre ningún problema a la hora de realizar su compra en tu tienda online (un proceso de compra fácil es una compra casi segura). La otra parte es que sea responsive, que no significa otra cosa que su diseño se adapte a cualquier tamaño, es decir, a cualquier pantalla ya sea un dispositivo móvil, tableta u ordenador.

  1. Conéctala a las Redes Sociales y monitorea los resultados

Ahora ya lo tienes todo en cuanto al diseño de tu tienda online, sólo queda lo más importante: ¡comenzar a vender! Es tan importante como tu ecommerce el hecho de que este tenga vida y la sepas interpretar; tienes que lanzarlo, actualizarlo y vincularlo al mundo 2.0 en cuanto a redes sociales, blogs y página corporativa. Elaborar un plan de marketing es esencial.

Por otra parte, tienes que saber qué le sucede a tu marca cuando se relaciona con el público y aquí entra en juego la monitorización de los resultados analíticos. En otro post de este blog, podrás ver en qué se basa y cuáles son las herramientas más útiles para analizarlos.

Si tienes cualquier duda, no te cortes y coméntanos, estamos aquí para ayudarte; tanto si tienes alguna duda a la hora de diseñar la tienda online por tu cuenta, como si necesitas contratar nuestros servicios profesionales para crearla.

[Total:1    Promedio:5/5]
Share
This